Help us!

En sus miradas hay desprecio y odio, aunque sus labios hablan amor,
su corazòn se ensancha en falta de perdòn,
Sus miradas son como un francotirador;
apuntan al alma con su duro corazòn,


Profesan sobre el fuego ardiente, olvidando la misericordia
ignoran su tribulaciòn y te acusan de discordia,
dudan de tu salvaciòn e intentan encender su furia,
Amado mìo, en ti, estàn las fuerzas de mi dìa a dìa.

Tù, señor mìo, que conoces mi corazòn,
Tù, quien ha estado conmigo en la tribulaciòn,
Tù, que conoces debilidades y frustaciòn,
Tù, que has visto mi batalla y me ayudas a corregir mi abominaciòn;

Ten piedad de sus almas, amado mìo,
cuida su caminar y descansar, señor mìo,
cubre sus corazones con tu santa misericordia,
que sea tu voluntad la que se cumpla cada dìa,

Que sea tu potestad la que se cumpla en la tierra,
Que sea tu gloria la que se multiplique en los cielos,
Que sea tu amor el que sobreabunde y al que mi corazón se aferra,
Que sea tu gracia la que nos gobierne y llene como a los globos,

Enséñanos por qué camino ir,
pon en nosotros ese deseo de servir,
corrigenos si nuestros caminos no van hacia ti,
quita de nosotros todo aquello que nos aleja de ti.

Perdónanos y ayúdanos, queremos llegar contigo hasta el fin.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s